Un manjar entre sus piernas

 
Esta pobre descarrriada tiene ganas de polla, como la mayoría de jovencitas hoy en día, tan ricas, tan finas pero con el coño siempre chorreando y con las bragas mojadas, lo único que quieren es un palpitante rabo para chupar y poder follar. Con los 19 años de edad de esta linda jovencita y su preciosa carita con ojos azules, cualquier hombre daría su vida por meter la cara entre sus piernas, y poder degustar ese delicioso manjar que es su chocho.

1123 views
- length
Votos : 0

Comments are closed.